¿Por qué tengo Covid-19 si estoy vacunado(a)?

Categoría(s):

En los últimos días me han preguntado mucho por qué las personas se contegian de Covid-19 si están vacunadas, incluso con la tercera dosis (refuerzo).

Muchas personas aún tienen la percepción de que al estar vacunados tienen una inmunidad absoluta contra el virus en mención. Sin embargo, esto no es así. Peor aún considerando que tenemos entre nosotros a la variante Ómicron, que ya es considerada la causante de la gran mayoría de contagios en nuestra sociedad actualmente.

Recordemos que la vacuna, así como su refuerzo, sirven principalmente para evitar las complicaciones que puede acarrear una infección por Covid-19, preparando a nuestro sistema inmunológico para un eventual contacto con este virus.

Las vacunas siguen desempeñando un papel importantísimo en la lucha contra la Covid-19, por ello se realizan constantes investigaciones, de donde se desprende que un esquema de vacunación de dos dosis disminuye la incidencia de los cuadros más severos, y que una dosis de refuerzo disminuye significativamente esta incidencia. Se postula que esto sucede debido a que se incrementan los niveles de anticuerpos y que por consiguiente se logrará prevenir infecciones más graves.

La variante Ómicron cambia un poco el panorama, ya que los estudios más recientes señalan que esta variante de la Covid-19 produce un cuadro infeccioso leve y que diíficilmente pueda complicarse en una persona contagiada. Sin embargo, el lado más complicado es que resulta ser la variante más contagiosa.

Sabiendo todo lo anterior, podemos desprender que si una persona infectada tiene una carga viral alta, es muy probable que la transmita a otras personas, especialmente si esta no se ha vacunado. Peor aún se pone la situación si esta persona no vacunada cuenta con factores de riesgo que, por más que se trate de Ómicron, pueda finalmente complicarse en un cuadro infeccioso severo.

Las personas vacunadas que están infectadas tienen más probabilidades de tener síntomas leves, si es que los tienen, porque la vacuna activa muchos mecanismos de nuestro sistema inmunológico, lo que dificulta que Ómicron continue su proceso infeccioso.

Las recomendaciones de bioseguridad siguen siendo las mismas. Los médicos recomendamos usar mascarilla, lavarse las manos constantemente, evitar aglomeraciones y vacunarse. Aunque la vacuna no siempre te protege contra la infección por el virus, es muy probable que no termines en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), ni seas hospitalizado.

Deja un comentario